La anatomía de la cadera

La articulación de la CADERA, o articulación coxofemoral, es una de las articulaciones más grandes del cuerpo humano.

Está formada por dos cabezas óseas esféricas, una cóncava (el acetábulo) y otra convexa (la cabeza del fémur), que realizan movimientos en todos los planos. Por lo tanto, la cabeza del fémur queda libre para rodar dentro del acetábulo.

Las dos superficies de la cabeza femoral y del acetábulo son perfectamente congruentes y están recubiertas de cartílago, una estructura que protege el hueso y facilita el deslizamiento entre ambas cabezas articulares. Sin embargo, la cabeza del fémur no está completamente dentro de la cavidad acetabular.

 

 

De hecho, la estabilidad extrema de la articulación también está garantizada por el labrum acetabular, que aumenta la superficie de sujeción de la cabeza del fémur al envolverla a lo largo de toda su circunferencia por la periferia.

El ligamento redondo, ubicado en el vértice de la cabeza del fémur, ancla la cabeza femoral al fondo del acetábulo, lo que garantiza aún más la estabilidad de la articulación.

Toda la cabeza del fémur también está envuelta por la cápsula articular, una estructura que se sitúa en el borde del acetábulo y delimita el espacio articular.

Además, alrededor de la cápsula articular hay numerosos ligamentos que proporcionan estabilidad, mientras que algunos músculos permiten el movimiento de la articulación.

Recursos

Descargar la guía del paciente.

La información presentada no constituye una consulta médica, ni proporciona consejos médicos que sustituyan la opinión de un médico. Esta información no sustituye en ningún caso la consulta, el reconocimiento o el diagnóstico de un médico.